lunes, 15 de agosto de 2016

Soy Charlotte Simmons

Autor: Tom Wolfe
Num. de páginas: 897 pags.
Género: No-ficción
Editorial: Ediciones B
Libros: Autoconclusivo

Charlotte Simmons, una brillante estudiante de una diminuta y puritana población de Carolina del Norte, obtiene, gracias a una beca, la posibilidad de estudiar en la prestigiosa y selecta Universidad de Dupont. Esta entidad, a la altura de Harvard o Yale, alberga la flor y nata de la juventud americana en un suntuoso entorno de chapiteles góticos y de césped primorosamente cuidado. 

Charlotte, que por fin ha dejado atrás el mundo de pueblerinos aficionados a mascar tabaco y trasegar cerveza, no tarda en descubrir, sin embargo, que el espíritu de Dupont se parece más al de Sodoma que al de Atenas, y que el sexo, las drogas y el alcohol desempeñan un papel mucho más destacado que el saber y los libros de texto.

Una serie de personajes, magistralmente retratados, contribuirán a abrirle los ojos: Beverly, su compañera de habitación, obsesionada con el sexo, la ropa de marca y los deportistas del campus; Jojo Johansen, el único titular blanco del equipo de baloncesto de Dupont, que ve peligrar su puesto por la aparición de un as negro salido de los suburbios de la ciudad; Hoyt Thorpe, un golfo redomado, aunque con estilo y clase, que lidera el círculo más exclusivo y desmadrado de la universidad; y Adam Geller, un intelectual judío, redactor del periódico del campus, que se gana el sustento repartiendo pizzas y escribiéndoles los trabajos académicos a los deportistas que no tienen ni tiempo ni cerebro para hacerlos. 

¡Hola! ¡Ya he vuelto de las vacaciones! No hay casi nada que me haga más ilusión ahora mismo que regresar con una reseña bien fresquita. Y es que esta última lectura, que de hecho la he acabado hace apenas unas horas, ha sido de lo más especial. Es un libro que lo tenía guardadito para este verano, por su extensión y por su complejidad (que al final ha resultado una lectura bastante más sencilla de lo que me esperaba). Intuyo que esta reseña va a ser bastante extensa, así que la voy a dividir por partes. Si te ha interesado la sinopsis, que es de por si bastante completa, y quieres saber más, puedes leer la parte de "la historia", donde presento las cuatro tramas principales del libro. Si no te interesa que destripe tanto el libro, ve directamente a la parte de "impresiones". 

La historia
Charlotte Simmons, una chica lista e inocente, por fin tiene la oportunidad de abandonar Sparta, una aldea de la que nadie ha oído hablar situada en las montañas Azules, Carolina del Norte, que presume de apenas 900 habitantes. Para sus compañeros de instituto ella no es más que una <<listilla de turno>>, una <<mojigata>> y una <<maldita estrecha>>, pero eso ya no importa. Ella irá a una magnífica universidad y ellos nunca podrán aspirar a una buena vida lejos de las montañas Azules. Pronto podrá disfrutas de una <<vida intelectual>>, rodeada de alumnos que se interesen por el conocimiento y por las buenas calificaciones y no por beber cerveza hasta perder el conocimiento o mascar tabaco. Pero la realidad que le espera en Dupont es mucho más diferente a la que se esperaba... ¿Cómo se enfrentará a los <<desfases>> rutinarios de sus compañeros, a compartir baño con chicos o a compartir habitación con una insifrible compañera de habitación obsesionada con acostarse con los jugadores de lacrosse?

El autor ha creado esta novela desde un punto de vista crítico, utilizando de forma inteligente el humor y la ironía que destacan en las descripciones y en los sucesos más importantes. El ejemplo que más me gusta es que, según explica el narrador en tercera persona omnisciente, los jóvenes emplean metódicamente un lenguaje constituido por palabrotas como << puta>>, <<joder>> y <<mierda>>, porque eso les hace ser más <<guays>>. A ese idioma el autor lo denomina putañés y lo analiza como si se tratara de un lenguaje normal, con sus construcciones gramaticales y todo. Parece aburrido, pero la verdad es que divierte bastante. 

Esa ironía se ve reflejada muy bien en las tres historias que están enlazadas con la de Charlotte, protagonizada por personajes de lo más peculiares:

En primer lugar tenemos a Jojo Johansen, el único titular de baloncesto blanco que aún no logra integrarse del todo entre sus compañeros negros. Está en tercer curso y su sueño es llegar a jugar en la NBA, pero para eso primero tiene que seguir manteniendo su puesto en el equipo, el mismo que un novato de primer curso, Vernon Congers, está dispuesto a conseguir. Todo se complica aún más cuando su entrenador no aprueba en absoluto que su jugador se interese por una asignatura de nivel avanzado: entre los deportistas es impensable mostrar interés por los estudios, y menos aún sacar buenas notas, y como necesitan aprobar para pasar de curso asisten a clases de bajo nivel que tienen como objetivo conseguir los créditos necesarios para seguir en el equipo de Dupont. De ahí salen las asignaturas que la gente llama Gabacho para Mazas (francés), Finanzas para Mazas (economía), Kartoffeln para Mazas (alemán), Piedras para Mazas (geografía), Vox para Mazas (literatura clásica)... Y  gracias a Charlotte Jojo se da cuenta de que, ya que estudia en una universidad tan grande como Dupont, ¡quiere aprender algo! No salir como el descerebrado inculto e ignorante que ha sido siempre.  

En segundo lugar, tenemos a Hoyt Thrope, un imbécil engreído que se cree muy en serio que es superior a todo el mundo, que además pertenece a la hermandad más prestigiosa y exclusiva de la uni, Saint Ray. En una noche de juerga, Hoyt <<se agarra un ciego enorme>> y, de vuelta a la residencia de la hermandad, se encuentra con una escena de lo más inesperada: el gobernador de California, el mismo que al día siguiente iba a dar ese discurso de bienvenida tan importante, estaba sentado en un banco de el Bosquecito, y delante suyo una chica, una estudiante, está arrodillada con la cabeza entre sus piernas... El encuentro de el guardaespaldas del gobernador, justo cuando estaban a punto de irse para que no le spillaran, y el curioso e inesperado final de esta aventura, convierten a Hoyt en una leyenda en vida, lo que realza aún más su ego. Pero... ¿qué consecuencias tendrá lo que ha sucedido? A parte de que sus hermanos de Saint Ray lo adoren mucho más que antes... 

Por último, conoceremos a Adam Giller, un judío inteligente que apenas se puede permitir estudiar en Dupont, que va detrás de una beca Rhodes y que para conseguirlo, trabaja repartiendo pizzas en un local de mala muerte donde no tiene contrato, sino que sus ganancias vienen solamente de las propinas (¡pero qué rastrero! lo hacen para asegurarse de que la comida llega a tiempo) y de sus servicios como monitor. Ésto último significa que le hace el trabajo a los deportistas que, o bine no les da la gana pegar un palo al agua, o no les da la gana y además no son capaces de hacerlo. Además, publica semanalmente en el Wave, el periódico de la universidad, junto con un grupo de interesantísimo que se autodenomina Los Mutantes del Milenio, formado por otros jóvenes inteligentes que se reúnen para debatir sobre diversos temas como el machismo, los deportes, etc. Tengo que decir que las conversaciones de los Mutantes del Milenio son muy interesantes. 

Todos estos personajes aportarán un gran cambio a la vida y mentalidad de Charlotte, y a su vez ella se lo proporcionará a ellos de una forma u otra. 

Impresiones
Tengo que admitir que pensaba que iba a costarme más leer este libro, no por el número de páginas, sino porque muchas de ellas, muchas páginas, son de un solo párrafo. Pero la ironía y el humor que he mencionado antes consigue aligerar la lectura, pero mi inconveniente a la hora de leer ha sido el siguiente: en vez de tener una introducción de unas veinte o treinta páginas como los libros que suelo leer (sobretodo los juveniles), éste tiene un principio de 200 páginas, y en ellas a veces mezcla el presente por la historia completa del personaje; es decir, que igual te está contando que Adam se dirige a entregar una pizza y así, al hilo, te narra la biografía completa del personaje (de dónde viene, como es su familia, como era para él el instituto...). Vamos, que la pizza se le queda fría. Ahora en serio, cuesta un poco engancharte con la trama porque básicamente la pierdes por un instante, casi se te olvida cual era el nudo de la novela. 

Por otro lado, cuando entra en juego una ideología o Charlotte entra en una clase que le gusta, desarrolla esa explicación como si la clase la estuviéramos recibiendo nosotros. Aunque es bastante interesante e incluso aprendes mucho sobre, por ejemplo neurología, llega entorpecer un poco la lectura, porque lo que realmente te interesa es qué es lo siguiente que les va a suceder a los personajes. 

De todas formas, tengo que decir que me ha gustado bastante la novela, porque los diálogos parecen muy reales y a veces me he sentido identificada con Charlotte y su forma de analizar a la gente que le rodea. 

Ella no deja de hacerse la misma pregunta constantemente: ¿cómo puede ser posible que, por no beber alcohol a litros y por no practicar sexo como conejitos con gente desconocida en habitaciones de otras personas que tampoco conoces, te miren con desprecio y formes parte del grupo e marginados? Es verdad que después de su experiencia en el instituto, de veras quiere integrarse, pero no piensa ceder a la influencia de grupo. Como su queridísima profesora de literatura le decía, la señorita Pennington, ella está por encima de todo eso, ella es independiente y madura. Al fin y al cabo, ¡ella es Charlotte Simmons! Pero pronto tomará consciencia de el efecto que causa en los chicos su físico. ¿Seguro que no piensa ceder?

Ante esta idea de Charlotte, lo que más me ha hecho seguir leyendo es ver cómo evoluciona la protagonista, cómo se enfrenta a Dupont y cómo acaba la historia. Es como que todo se acaba enredando, todas las historias y personajes, y me ha parecido intrigante porque quería saber cómo iba a acabar, si iban a pasar las cosas como yo me las esperaba o no... Es una hisotria muy, muy completa, y creo que a pesar de que al principio cueste merece la pena leerla

Y el final... no se me ocurre uno mejor. ¡Viva la justicia poética!

Siento un poco de remordimiento por haberme extendido tanto con la reseña, ¡es que el libro daba mucho de que hablar! Además, llevo mucho, mucho tiempo con bloqueo lector, y quería hablarte de eso. Últimamente las novelas que leo está bien, pero no llegan a llenarme: este año aún no he encontrado un libro que me llene, y todavía no he llegado a poner un 5 de 5 a ningún libro (y no porque sea muy crítica a la hora de puntuar, porque normalmente un libro no necesita demasiado para que me guste). ¿Qué me pasa? Si por casualidad sabes de un libro que te haya vuelto más que locx y crees que me lo tengo que leer, no dudes en dejarme un comentario. ¡A ver qué tal mis próximas lecturas!

Muchas gracias por leerme, hoy te las mereces de buen grado.

¡Hasta pronto!

10 comentarios:

  1. Hola! Me gusta tu blog , ya te he seguido, y me quedo por aquí (:
    espero que te pases por mi blog y me sigas de vuelta:
    http://mylifeinsimplelittlewords.blogspot.com.es/ Besos^^ Nos leemos (:

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Seguida! Muchas gracias por haberte quedado ^^

      Eliminar
  2. Hola Almudena!!
    Pues es la primera vez que veo este libro, y tengo que confesar que la portada me parece horrorosa, pero bueno, no es algo a lo que le haga mucho caso. No sé, me ha gustado tu reseña y si tengo la oportunidad quizás lo lea para ver cómo es, aunque eso de la introducción de 200 páginas y tal, me echa para atrás. Eso sí, lo del putañés me ha matado de la risa!! :D
    Gracias por la reseña!
    Besos <33

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, la verdad es que el libro no es muy bonito XD. Espero que lo disfrutes muchísimo si tienes la oportunidad de leerlo, a mí me ha gustado mucho pero aviso de que en Goodreads he encontrado comentarios de gente que promete haberse aburrido un montón. Muchas gracias a ti por leerme. ¡Un beso!

      Eliminar
    2. Ahhh, por cierto, con lo del bloqueo lector, te comprendo, me pasa alguna vez. Yo lo que hago es cambiar de género o dentro del mismo buscar otro tipo, por ejemplo, yo que leo romántica, pues me busco una comedia o chick-lit o me leo algún thriller. Mi hija estaba con uno hasta hace poco y ha sido empezar Arena roja y pasarlo, quizás te animes a leerlo ^^

      Eliminar
    3. Me lo apunto :)) Odio estar bloqueada, sobretodo que la lectura de desmotive: creo que leer mucho es un hábito que no hay que perder ni por asomo, y me da cosa que eso suceda. Muchas graciaas!!!

      Eliminar
  3. ¡Hola! Tu blog está muy chulo, ya te sigo ^^
    Espero que te pases por el mío y me sigas de vuelta (:
    http://lostinourbooks.blogspot.com.es/
    Nos leemos ^^ Besos (-:

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias! Ya te he seguido de vuelta, ¡nos leemos!

      Eliminar

¡Escríbeme ;)!
No te lo calles, escríbeme tu opinión a cerca de lo que has leído, te contestaré encantada, y recuerda que DEVUELVO COMENTARIOS ^^.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Flan de mil palabras © 2014 | By Fancy Art and designs Con la tecnología de Blogger